Crisis de los valores VS Autoridad con afecto

Es evidente el reto histórico que enfrenta la escuela, dadas las complicaciones que representa para ésta la crisis de valores que se vive en la actualidad. De los valores que antaño eran la piedra angular que soportaban el entramado de relaciones familiares, escolares y sociales, sólo queda la mirada nostálgica de los que añoran valores como el respeto a los mayores, el reconocimiento a la autoridadescuchar mirando a la cara, humildad al recibir una amonestación. Éstos y muchos otros, parecieran haber perdido su vigencia en la sociedad actual; valores que eran tenidos como principios vitales para la educación y la formación, tanto en la casa como en la escuela.

Lo que se quiere plantear con esta breve reflexión es hacerle frente a la crisis de los valores, con una firme y contundente estrategia, usar el poder del afecto para retomar, no el control, sino canales efectivos de diálogo, transferencia e intercambio de conocimientos, experiencias y modos de entender y asumir la vida.

La idea no es que los maestros y maestras usurpen el papel de las familias en el trato y relación con sus hijos e hijas. Tampoco se trata de convertirnos en dispensadores de pequeñas o altas dosis de cariño que, ciertamente, falta en muchos hogares, y en el aula se refleja de múltiples maneras. Lo que se propone es apostarle a la comunicación asertiva, con una buena dosis de ternura y caridad, siempre teniendo como contrapeso y equilibrio justo, la autoridad y la ecuanimidad, para evitar los excesos nocivos.

¿POR QUÉ MEZCLAR AUTORIDAD Y AFECTO?

El afecto garantiza una buena dosis de empatía, necesaria para traer de vuelta a los chicos y chicas que físicamente están en el aula, pero se ausentan psíquicamente, sumergidos en sus smartphones o divagando mentalmente tras sus ilusiones e intereses, los cuales, la mayoría de las veces no encuentran espacio en los escenarios de enseñanza-aprendizaje. Además, el afecto, en lugar del grito o las fugas temperamentales, instala con mayor facilidad y frescura un clima de armonía, comunicación y atención y, por tanto, de dominio de grupo y gobernabilidad en la clase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s